¿Cómo elegir tu bombín?

¿Cómo elegir tu bombín?

El elemento más básico para tu seguridad son los bombines porque son el dispositivo  que facilita la apertura y cierre de las cerraduras en tu casa u oficina. Sin este dispositivo no tienes medida de seguridad contra hurtos  y posibles intrusiones de extraños.

La elección de tu bombín determinará en  gran medida la seguridad, de todos los que te rodean bien sea familiares o empleados, y los bienes que están incluidos en éstas propiedades. No es cuestión de tomar a la ligera y además pensando en tu presupuesto, no te toque hacer gastos consecutivos o pérdida de bienes.

Recomendaciones de los expertos

En primer lugar,  debe ser antibumping para que resista golpes y palancas a fin de que no abran tu puerta fácilmente, con una simple llave que sirve de instrumento y golpes para dejarla totalmente vulnerable.

Que tenga escudo de acero, que es un accesorio que se coloca para proteger el cilindro impidiendo el acceso a él a través de ataques con fuerza y que sean resistentes a los diversos métodos de los ladrones, tales como, el taladro, la mordaza y el ganzuado.

¿Cómo elegir tu bombín?

El sistema de llaves básico que tiene el bombín, si es de monopunto o multipunto para mayor efectividad. Con este sistema, tendrás sacar un duplicado de llaves. El bombín antibumping podrás reconocerlo fácilmente porque la llave no es dentada, más bien, tiene orificios que mueven los cilindros.

El bombín debe ser del tamaño de tu cerradura porque de otro modo quedaría expuesto a que los ladrones con una herramienta lo golpeen y lo saquen de su lugar.

Tipos de bombín

  1. Según el tipo de cerradura:
  • Una sola entrada. Solo se cierra con llave desde el exterior.
  • Una entrada y un pomo. Se cierra desde fuera con llave y con un seguro desde el interior.
  • Doble entrada. Puedes usar una llave para abrir desde el dentro o desde fuera. Aunque la llave siga insertada, se puede abrir por la otra parte de la puerta.

Antes de comprar el bombín, debes tomar en cuenta de que material es la puerta donde vas a fijar el bombín. Si es de madera o metal, para puerta de madera, el tamaño es de 15 mm, y para puertas de metal es 13 a 11mm.

  1. El tipo de perfil del bombín:
  • Europeo: el más común, que es como un ojo en la parte de arriba y más alargado en la parte inferior. El mejor material para esto es el níquel que es resistente a la corrosión.
  • Redondo: su forma es redonda o cilíndrica.
  • Ovalado: son las menos comunes pero se usan en las cerraduras de sobreponer.

De acuerdo a estas características, es primordial que tomes en cuenta estos factores porque van a influir en el tiempo de duración del bombín. En algún momento, nos vamos  a topar con esta decisión, cambiar el bombín por pérdida de llaves o por razones de seguridad.

Hay variedad de modelos y calidad para elegir. Siempre recomendamos seguir los consejos de los especialistas en el tema,  para aumentar nuestra seguridad y evitar una situación indeseable.

error: Content is protected !!