Muchas veces en invierno, después de una noche fría o después de un día helado al salir de la oficina y nos dirigimos al coche, nos encontramos con que la cerradura se ha congelado, lo que dificulta, sino tenemos mando a distancia para la apertura de puerta, el ingreso al mismo y muchas veces nos vemos en la necesidad de consultar al cerrajero sobre algún truco para el momento incómodo.

Consejos prácticos para descongelar la cerradura

La manera más rápida de descongelar una cerradura es aplicando productos para descongelar, que puedes encontrar fácilmente en los supermercados y otros establecimientos.

También puedes probar con un secador de pelo, se aplica calor con el secador a la cerradura con movimientos circulares y después de unos minutos prueba abrir la puerta, en caso de que no lo consigas, debes seguir calentando la cerradura hasta lograr abrirla, sin embargo, éste método no es muy efectivo cuando sales de la oficina o al menos que lleves el secador de pelo contigo a todos lados.

Otro truco que puedes probar es calentar la llave, primero debes proteger tu mano de quemaduras, luego con un mechero o fósforos procedes a calentar la llave del vehículo, no debes acercar demasiado la llama a la llave, introduce la llave en la cerradura y en unos segundos cuando el calor haga efecto prueba abrir la puerta, probablemente tengas que repetir la operación hasta logar que se descongele la cerradura y permita la apertura.

Si te encuentras en casa puedes probar con agua caliente, debes calentar el agua más o menos un par de litros, después de proteger tus manos para evitar quemaduras, vierte el agua en pequeñas cantidades directamente a la cerradura, se debe tener paciencia y repetir e procedimiento varias veces, intentas abrir cada vez que eches el agua hasta que logres abrirla.

También el uso de alcohol “de curar” o vodka ayuda a descongelar las cerraduras, se hace llegar hasta el interior de ésta a través de una jeringuilla.

Para descongelar la cerradura de su auto no es necesario la asistencia de un cerrajero, con estos prácticos consejos puedes liberarla del hielo en pocos minutos y continuar con las actividades diarias.

Consejos para evitar el congelamiento de las puertas del coche

Evitar el paso de agua es una de las primeras cosas que debes procurar hacer, y cubrir completamente el coche con un forro impermeable.

Para proteger la cerradura de congelamiento también puedes usar cinta aislante, cubrir toda la cerradura con la cinta evita el paso del agua.

Aplicando anticongelante a las cerraduras evitas que éstas se congelen, al tiempo que las mantiene lubricada.

No solamente las cerraduras son las que se congelan con las bajas temperaturas, también las puertas son susceptibles a esto por lo que se recomienda también  revisar el sello de la puerta a fin de evitar que penetre el agua por alguna deformidad o rotura que ésta tenga, también puede cubrir la puerta completamente con una bolsa plástica y así evitar el paso del agua.

Asimismo revisar los seguros de las puertas, destapando el panel que los cubre y verificando que la varilla de apertura se encuentra en buen estado y rociarla con anticongelante.

error: Content is protected !!