¿Tienes problemas con las cerraduras de tu hogar o negocio y estas buscando la forma de arreglarlos o comprar otros?  Pues existen muchos cerrajeros que pueden realizar el arreglo o cambio, no solo de cerraduras, sino de cerrojos también.

Estudios realizados indican que por lo menos un 80% de la población cuenta con cerrojos obsoletos, y las personas y sus propiedades corren un riego al tener estos dispositivos de seguridad en mal estado.

Son muchos los robos que ocurren a diario debido al mal estado de las cerraduras de la puerta principal, algo que se puede evitar renovando tanto las cerraduras como los cerrojos, no sólo de puertas, sino también de las ventanas.

Mayormente los ladrones desisten de abrir o forzar una cerradura si esta se encuentra en buenas condiciones, por lo cual es necesario contratar un cerrajero Sabadell que coloque un sistema de seguridad que proteja todas las vías de acceso al inmueble.

Recomendaciones para adquirir cerraduras y cerrojos

Las cerraduras más conocidas son las de empotrar y las de superficie, la primera se instala en la parte interna de la puerta y se encuentra en el interior del marco, y se clasifican en:

Mecanismo antipánico: Así tenga la llave puesta en la parte interna de la puerta, varios modelos abren y cierran por el exterior con la llave y por dentro  cierran con un botón de giro.

Con resbalón con uno o más cierres: el resbalón se acciona en la parte interna con la manilla y el cierre se acciona con el giro de la llave.

Con resbalón: La puerta al cerrarse queda asegurada con el pestillo, por la parte interna se abre con manilla y por el exterior con llave, este sistema no es muy seguro.

Con resbalón, cierre y seguro: En este caso el seguro solamente se puede abrir por dentro.

Las cerraduras de superficie se instalan en la parte interna de la puerta, su cerradero se atornilla en la parte externa, pueden ser multicierre, simples y multipunto.

Existen diferentes cerraduras para adaptarlas a todo tipo de superficie, como, por ejemplo, las cerraduras inteligentes, que pueden ser adaptadas a puertas y ventanas, las cerraduras. Para puertas de garaje son ideales las electrónicas ya que funcionan a través de un teclado y código numérico.

Los cerrojos que por fuera se accionan con llave, y por el lado interior de la puerta, son bastante simples y fáciles de manipular, y también existen actualmente los electrónicos, muy utilizados en oficinas y en hoteles, ya que se accionan con una tarjeta electrónica o un código de seguridad, que se cambia con bastante frecuencia.

Los cerrajeros recomiendan una cerradura para sobreponer, la CVL N56, que cuenta con picaporte para accionar la manilla por ambos lados y con el uso de la llave.  También, la cerradura de embutir CVL N.1990, cuenta con resbalón y gancho, con picaporte reversible y frente de hierro niquelado o acero inoxidable, cuenta con dos escudos de nylon.

El cerrojo FAC, posee una pletina y placa de acero, cilindro de latón y también el cerrojo Lince posee bombillo, llave multipunto, tarjeta de propiedad y 5 llaves.

Estos cumplen con la función antibumping, antiganzua, antitaladro, antiextracción.

Las cerraduras y cerrojos son parte fundamental en la seguridad de puertas y ventanas solo debes conocer las funciones y beneficios que ofrece cada una a la hora de cambiar estos en tu hogar o negocio.

 

error: Content is protected !!